Llevo a mi niña de fular,

recuerdos como perlas,

ya tengo un collar

monja3

Mi inocencia creía en las hadas,

anhelaba verlas por todo lugar.

Le temía al fiero de una espada,

le huía, como una estrella fugaz.

Quería ser monja santificada,

mis ojos a Dios querían mirar,

oraba, y pretendía su llamada,

y mi poesía, creía ser peculiar.

 Deseos enjoyaron mi almohada,

mis ojos versaban como el mar,

era mi risa como una alborada,

cuando el Amor lo sentía llegar.

Poseo esa nostalgia acuñada

y a veces, la siento en mi caminar.

A ese vínculo siempre abrazada,

y a mi niña, la llevo como fular.

 Candidez ya desarmada…

¡Recuerdos como perlas,

 ya tengo un collar!.

Carmen Silza

Safe Creative #1605127553645

Anuncios