Me he levantado bici-pedaleando

un recorrido a cuatro ruedas,

mis dos alas y dos poleas,

por un camino de tierra y asfalto,

a sus dos costados altivos los árboles,

 me van mirando.

Galantes me dan paso,

con sus manos de seda,

y a sus pies las moras,

de las moreras.

Y algún que otro chinarro

aturdido rueda, canta,

perdido en la carretera.

El cielo recién despierto,

sobre el norte de mi cabeza,

me da los buenos días sin pereza,

y a cada lado del camino,

las casas a punto, 

de abrir sus puertas.

Un humeante negro,

fuerte y anisado,

 invita en vaso y mesa, espera…

Los cristales empañados,

por el día que bosteza,

las chimeneas humean,

hacia el norte, sobre de las tejas.

Las gemas del rocío esbozan formas,

en los jardines de toda puerta.

Y yo rodando al son de los árboles,

bajo el cielo como guía,

para levantar cabeza.

Carmen Silza

Safe Creative #1603096834697

Anuncios